jueves, 29 de mayo de 2008

La Gran Mentira


Cuando alguien comienza a investigar una “Teoría de Conspiración”, normalmente el investigador esta solo y raramente es escuchado, ya que son pocos los que pueden o quieren leer entre líneas cuando algo importante ocurre en su entorno. Cuando el “teórico de la conspiración” comienza a encontrar las primeras evidencias, entonces unos pocos comienzan a escucharle y es posible que también se le unan en la causa. Si “el caso” sobrevive a los primeros escrutinios y críticas; si la lista de evidencias sigue creciendo y están respaldadas por una investigación seria y por personas competentes, entonces el caso en cuestión se masifica y la teoría de conspiración pasa a ser una “conspiración”.

Cuando comencé mi investigación sobre el 11-S, también pasé por esa situación. Pensé que los únicos que se estaban haciendo preguntas al respecto eran los familiares de la víctimas e investigadores en los Estados Unidos, más unos pocos en Francia e Italia. Pero a medida que seguía buscando información, me fui dando cuenta de que en todo el mundo se están formando grupos que están exigiendo respuestas, que no se tragan esta gran mentira y que quieren llegar a la verdad a como de lugar. Este movimiento se agrupa bajo el nombre de “9/11 for Truth”. Es sólo cuestión de ingresar esta frase en Google, para darse cuenta del alcance que esta teniendo este movimiento en el mundo. Al momento de escribir este artículo, ya aparecen en el buscador más de 900.000 artículos relacionados.

Afortunadamente, también hay un grupo en Madrid (9/11truthmadrid.org) que se ha transformado en una asociación legalmente constituida. Hace un par de meses atrás logré contactarles y junto a ellos, he podido seguir avanzando y buscando la forma de involucrar al gobierno español en esta búsqueda de respuestas, como lo esta haciendo ya, el gobierno Japonés. Ahora, como secretario de la asociación, debo hacer lo posible para difundir los datos que vamos recopilando, unir a más gente que sienta el deber moral de hacer algo y así ser una fuerza que nos permita presionar por más respuestas. Dentro de las víctimas del 11-S, también hay una ciudadana española por lo que el gobierno de este país puede perfectamente solicitar más información o una investigación más completa, que la mediocridad que se ha hecho como investigación hasta el momento. Me gustaría que en Chile, mi país natal, también ocurriera lo mismo ya que hubieron muchas victimas chilenas, pero hasta donde se, aun no hay un movimiento fuerte ahí.

continua: http://banderafalsa.blogspot.com/2008/05/la-gran-mentira.html