sábado, 29 de agosto de 2009

Global Research: Latinoamérica critica las bases americanas en Colombia

Brasil, Chile y España han cuestionado la decisión de los EE.UU. de utilizar y ampliar las bases militares en Colombia, alegando que temen una escalada de la tensión en América Latina. El presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva y la presidenta de Chile Michelle Bachelet, dijeron en Sao Paulo que pondrían el asunto sobre la mesa antes de la reunión del 10 de agosto del Consejo de Defensa Sudamericano en Ecuador. El Ministro de Asuntos Exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos, y su homólogo brasileño, Celso Amorim, dijeron simultáneamente a la prensa en Brasilia que exigirían explicaciones de Washington sobre las bases.

El anuncio del gobierno colombiano el 15 de julio de que tres de sus bases aéreas militares iban a ser utilizadas por los Estados Unidos como parte de las operaciones conjuntas de lucha contra la droga ha suscitado preocupación e ira entre los vecinos de Colombia. Venezuela y su aliado Ecuador también han advertido que la medida podría agravar las tensiones ya profundas. Los dos países casi entraron en guerra el año pasado contra Colombia por una incursión que su ejército hizo en Ecuador para destruir un campamento rebelde de las FARC.

Hugo Chávez, dijo que veía las bases como un signo de que una "fuerza militar yanqui" se estaba preparando para invadir su país desde Colombia. Chávez firmó esta semana acuerdos con Rusia que refuerzan sus lazos militares y de la que ya ha adquirido nuevos tanques, helicópteros y aviones de combate. También el martes congeló las relaciones diplomáticas con Colombia por las acusaciones de Bogotá de que las armas que Venezuela compró a Suecia en la década de los 80 terminaron en manos de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
Latin America questions US bases in Colombia