sábado, 12 de septiembre de 2009

El Estado no responde a las solicitudes de información de los ciudadanos

En un intento por llegar al fondo de lo que realmente sucedió el 11S, el investigador ciudadano Aidan Monaghan ha presentado decenas de solicitudes de Freedom of Information Act (FOIA) a agencias federales como el FBI, la SEC, el Departamento de Marina, y la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey. Agencia tras agencia se ha negado a cumplir con sus peticiones, sosteniendo que la información no se puede encontrar, no existe, no fue presentada correctamente, o incluso, por parte de la FAA se le dijo, que no estaba simplemente "en condiciones de desclasificar los registros en ese momento".

A pesar de las evasivas persistentes, Monaghan ha revelado algunas discrepancias interesantes. Aunque se informó ampliamente en los medios de comunicación, por ejemplo, en el USA Today, de que la caja negra (FDR) del vuelo 77 de American Airlines (el avión que supuestamente impactó contra el Pentágono) se encontró a las 4 am del 14 de septiembre de 2001, el archivo que contiene los datos de la caja negra estaba fechado más de cuatro horas antes. En otras palabras, se nos pide que creamos que los datos de la caja negra se descargaron antes de que ésta se encontrara. Cuando Monaghan presentó una petición de corrección a la Agencia Nacional de transporte (NTSB), y señaló esta disparidad, su petición fue denegada, y se le ofreció la explicación de que el archivo fue creado como procedimiento de rutina antes de que se encontrara la caja negra. Sin embargo, el archivo de ésta señala tres parámetros: fecha de creación, fecha de modificación y fecha de acceso. Los campos de la "fecha de creación" y de la "fecha de modificación" están enumerados como 11:45:38 pm del 13 de septiembre de 2001, que indica que ninguna información se añadió más tarde, después de que se encontrara la caja negra. El campo de la "fecha de acceso" estaba en blanco. Esto es, dice Monaghan , "motivo suficiente para preguntarse si la información es falsa".

Monaghan también ha establecido que la Agencia Nacional de Transporte no tiene, o los números de serie, o los números de pieza de las cajas negras del vuelo de American Airlines # 77 o del de United Airlines # 93 (que supuestamente se estrelló en Shanksville, PA). Esto es bastante inusual, de hecho, según Monaghan, sólo hay otro caso en los últimos 20 años, en el que el informe de la NTSB para un accidente de avión no contiene ni los números de pieza, ni los números de serie de la caja negra. Eso fue, curiosamente, exactamente diez años antes, el 11 de septiembre de 1991, cuando un vuelo de Continental Express se desintegró en el aire, matando a 14 personas al fallar el estabilizador horizontal. El accidente se atribuyó a las negligencias de mantenimiento de Continental y de su personal de mantenimiento.

El propio manual de la NTSB indica que el número de pieza y número de serie de la caja negra son necesarios para la lectura de los datos. La NTSB no tenía esta información, que nos da otro motivo para dudar de cómo se crearon los datos.

Monaghan también reveló una discrepancia que sugiere que o bien la FAA o Popular Mechanics están mintiendo. Monaghan presentó una solicitud de FOIA preguntando a la FAA sobre el número de veces que la FAA había pedido al NORAD que interceptara una aeronave en tres años concretos, pero no recibió dato alguno indicando que la FAA no sigue o registra esa información, y que "no tienen los expedientes relacionados con su solicitud. " Pero en la página 22 del libro de Popular Mechanics del 2006, titulado “Debunking 9 / 11 Myths”, los escritores citan una fuente no identificada de la FAA que dice que los scrambles eran rutinarios, pero que las intercepciones no lo eran, sobre todo en la USA continental. Si la FAA no hace un seguimiento de esa información, ¿cómo podía la fuente informativa de la FAA saber esto?

Otra discrepancia se produjo cuando Monaghan pidió a la Oficina de Estadísticas de Transporte (BTS) los datos de los últimos vuelos, previos al 11S de los aviones que supuestamente fueron destruidos ese día. La BTS respondió con una hoja de cálculo que mostraba que antes del 11S, tres de los cuatro aviones no habían volado desde diciembre de 2000. (No le fue dada ninguna información del avión que supuestamente se estrelló en el Pentágono.) Sin embargo, una base de datos consultable en línea en la web de BTS muestra que tres de los cuatro vuelos (de nuevo, no hay información para el avión del Pentágono) volaron continuamente hasta el 11 de septiembre 2001. Ver los datos aquí

A pesar de que Monaghan ha conseguido importantes piezas de información, la mayoría de sus solicitudes han sido infructuosas.