lunes, 16 de noviembre de 2009

Rusia arriesga su imagen al retrasar entrega de misiles S-300 a Irán

Moscú, 16 de noviembre, RIA Novosti. La abstención rusa de suministrar misiles antiaéreos S-300 a Irán pondrá en jaque varios proyectos económicos civiles, además de perjudicar la imagen de Rusia como proveedora fiable de material bélico considera Konstantín Makienko, del Centro ruso para análisis de estrategias y tecnologías.

En declaraciones que recoge hoy el diario ruso Vedomosti, Makienko explica la postura rusa por el relanzamiento de las relaciones entre Moscú y Washington. En el pasado, EEUU e Israel exhortaron a Rusia a no exportar dichos sistemas antiaéreos a Irán, recordó el experto.

El contrato para el suministro de cinco grupos de misiles antiaéreos rusos S-300PMU a Irán, por un importe de casi mil millones de dólares, fue suscrito en 2007. El jefe del Estado Mayor del Ejército iraní, general Hasan Firuzabadi, admitió el pasado viernes que Rusia lleva medio año retrasando la entrega de estos sistemas a su país. "¿Será que los rusos ignoran la importancia de Irán para garantizar la seguridad geopolítica?" de la propia Rusia, comentó el alto oficial iraní, citado por Fars News Agency.

La noticia continúa aquí