jueves, 8 de julio de 2010

Julio César Pineda // Fidel Castro y la III Guerra Mundial

Teherán está aislado, sin apoyo del mundo árabe y en América Latina sólo lo respalda Venezuela

Las recientes reflexiones del líder de la revolución cubana aparecidas en JUVENTUD REBELDEGRANMA el pasado 24 y 25 de junio anuncian una guerra contra Irán sin desvincularla del caso de Corea del Norte. Para Fidel el entorno de esta tercera guerra mundial se produce en el even- to festivo del Mundial de Fútbol en Sudáfrica. Denuncia la movilización de naves estadounidenses al margen de la euforia del balón, incluido el portaaviones Harry S. Truman, con varios submarinos nucleares y buques de guerra que navegan hacia costas de la República Islámica de Irán por el Canal de Suez en compañía de buques militares israelíes para hacer efectivo el embargo tanto de la ONU como del Congreso estadounidense contra el régimen de Ahmadineyad. Para Fidel el voto favorable de China y Rusia contra Teherán fortalece la tesis belicista de Washington, París, Londres y Berlín. Después de Irán será Corea del Norte en un cuadro catastrófico por la presencia en la región de dos naciones nucleares como son India y Pakistán y porque toda acción contra Irán envolvería a Corea del Norte. Aunque termina sus reflexiones, "cómo me gustaría estar equivocado", todo parece indicar que estamos a las puertas de una tercera guerra mundial con armas atómicas, donde el punto esencial es el Irán nuclear de los Ayatolas. Posiblemente la inteligencia cubana tuvo acceso a los encuentros del grupo Bilderberg, Centro Mundial de conferencia de intereses estratégicos occidentales.