miércoles, 25 de mayo de 2011

El documental «The 9/11 Black Box» presentado en el festival de Cannes




El comité organizador del 64 Festival de Cine de Cannes [Francia] decidió de honorar dos películas realizadas por opositores iraníes, se trata de: Esto no es un film, de Panahi y Mirtahmasb, la cual será presentada en una función especial, mientras que la otra película Hasta la vista, de Mohammad Rasoulof, ha sido seleccionada para ser presentada en la emisión titulada «Una cierta mirada».
Conforme a su línea política, el Festival de Cannes aceptó cinco películas [entre films y documentales] presentados por Irán, pero para las otras películas restantes ha decidido darles menos importancia y ningún auspicio.
Entre estas películas un poco ignoradas se encuentra The 9/11 Black Box (La caja negra del 11 de septiembre) de cineasta iraní Mohamedreza Eslamloo, que cuenta con la participación de Thierry Meyssan en el rol principal.
El título del film hace referencia a una entrevista realizada a Mahmood Ahmadinejad [presidente de Irán], quien en el transcurso de la última Asamblea General de las Naciones Unidas en New York declaró que no se debía de tener miedo de abrir la caja negra del 11 de septiembre para poder comprender [el porqué] de las guerras en Afganistán e Irak.
Thierry Meyssan recibió el Premio especial del jurado por su participación durante el 29 Fajr Film Festival y su brillante participación así como por comprometerse a favor y defensa de los derechos humanos.
The 9/11 Black Box estará en cartelera dos veces durante el Festival de Cannes y los visitantes podrán presenciarla.
El Festival de Cannes, La Mostra de Venecia y el Festival de Berlín están en conflicto con Irán a quien acusan de reprimir ciertos cineastas y realizadores.
Por ejemplo, Jafar Panahi fue arrestado y hecho prisionero por tres meses por sus contactos con los servicios secretos extranjeros. Su encarcelamiento le impidió de estar como jurado en el Festival de Cannes en 2010.
Por otra razón, el Festival de Cannes no desea darle publicidad a un film crítico acerca del 11 de septiembre en el cual el investigador francés Thierry Meyssan interpreta su propio rol. Se sabe que en 2002, la asociación [lobby] American Jewish Congress (Congreso Judío Americano) había hecho un llamado a Hollywood para que haga un boicot del Festival de Cannes para obligar así al gobierno francés de prohibir la venta del libro La Gran Impostura. Fue necesario que el presidente del jurado en esa época, el actor y cineasta estadounidense Woody Allen intervenga para calmar los ánimos. El ministro de la Cultura francés y Eric de Rothschild habían firmado del mismo modo un comunicado para salvar el festival. Los organizadores no desean reanimar esta vieja polémica hoy en día.