viernes, 23 de septiembre de 2011

Ahmadinejad: Dos aviones no pudieron derrumbar las Torres Gemelas



Mahmud Ahmadinejad, presidente de Irán
Foto: AP


Asegura el presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, que durante el desplome de las Torres Gemelas hubo material explosivo detonado con secuencia; acusa a la AIEA de estar al servicio de Washington

WASHINGTON, Estados Unidos, sep. 23, 2011.- El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, acusó a la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), de las Naciones Unidas, de estar al servicio de Estados Unidos y de difundir ilegalmente los nombres de tres científicos nucleares iraníes que después fueron asesinados por asesinos supuestamente entrenados por Israel.
En una amplia entrevista el jueves por la noche con la Associated Press, también afirmó que material explosivo, y no solamente choques de aviones, derribaron las Torres Gemelas de Nueva York.
El presidente iraní fustigó las políticas de Washington desde Libia hasta Afganistán y dijo que cuando concluya en dos años su segundo y último período "se efectuarán nuevas elecciones y algún otro ocupará este cargo".
La entrevista tuvo lugar horas después que Ahmadinejad censurara tan enérgicamente a Estados Unidos en su discurso ante la Asamblea General de la ONU que diplomáticos de más de 30 naciones, encabezados por la delegación estadounidense, salieron del recinto.
Sin embargo, después de calificar a Estados Unidos de potencia codiciosa y arrogante siempre dispuesta a usar la fuerza militar, Ahmadineyad dijo a la AP que no es demasiado tarde para que el presidente Barack Obama concrete su promesa electoral de mejorar las relaciones con Irán después de tres décadas de enemistad.
"No creo que sea una oportunidad completamente perdida", afirmó.
Ahmadinejad dijo que nunca recibió respuesta a una carta personal que envió a Obama, ni a una oferta de reunirse con él durante la Asamblea General para abrir un diálogo, incluso sobre la cuestión nuclear.
"Pudo haber escogido no continuar el camino erróneo elegido por su predecesor, y todavía está a tiempo", dijo el mandatario iraní. "La animosidad con Irán no dará ningún resultado ni le proporcionará ningún beneficio".
Irán ha sido objeto de cuatro series de sanciones de la ONU por negarse a suspender su programa de enriquecimiento de uranio que puede producir combustible nuclear o material para una bomba nuclear. Estados Unidos y sus aliados occidentales creen que Teherán busca producir armas nucleares y la Agencia Internacional de Energía Atómica manifestó este mes "una preocupación creciente" por los indicios de que Irán continúa con un programa secreto para producir armas nucleares.
Ahmadinejad insistió en que el programa nuclear iraní es pacífico y reiteró la oferta de reunirse con las potencias mundiales para debatir el tema nuclear. Agregó que la AIEA "sucumbe ante las presiones de Estados Unidos" y acusó a la agencia de actuar "de manera ilegal y antiética" al dar a conocer los nombres de los científicos nucleares iraníes.
En cuanto a los ataques terroristas a Estados Unidos en el 2001, Ahmadinejad dijo que, como ingeniero, estaba seguro de que fue "un desplome sistemático" de las Torres Gemelas.
"Puedo decir con certeza que debe haber habido material explosivo detonado en secuencia", agregó.
Reiteró su llamado a una investigación independiente y recordó que hay dudas también en Estados Unidos.