martes, 31 de enero de 2012

El ejército de Irán saca músculo, mientras EE. UU. envía buques al Mar Rojo


Irán anuncia que ha emprendido la fabricación de proyectiles de artillerilla guiados por láser, capaces de destruir tanques y fortificaciones enemigas. Entretanto, Estados Unidos trasladó sus buques de guerra y un sumergible nuclear a la región del Mar Rojo, aumentando de esa forma la tensión con Teherán.

La "munición inteligente" para la artillería iraní, presentada por el ministro de Defensa, Ahmad Vahidi, podrá identificar y destruir con mucha precisión objetivos fijos y móviles como puentes, acuartelamientos, tanques y otros vehículos militares a una distancia de hasta 20 kilómetros. Según Vahidi, "solo cinco países en el mundo" tienen capacidad para fabricar este tipo de armas ultramodernas.

Planes ambiciosos

Este proyectil, llamado 'Clarividente' ('Bashir' en parsi), es sólo una parte de una gran serie de proyectos de tecnología punta de la industria militar que, según las autoridades, serán revelados en unos días. El anuncio de estos avances coincide con el aniversario de la revolución iraní de 1979, que se celebra cada 1 de febrero.

Entre otros aparatos se prevé dotar al ejército iraní de un nuevo avión de reconocimiento provisto de misiles de crucero, así como de otros dispositivos e instalaciones militares también de fabricación nacional.

Respuesta bélica asimétrica

Debido a que la capacidad militar de Irán es muy inferior a la de EE. UU. y la OTAN, Teherán hace hincapié en las armas inteligentes de última generación, los vehículos ligeros de ataque, las minas y los misiles balísticos.

De esta forma, la república islámica continúa su política militar asimétrica, que admite la imposibilidad de vencer en una confrontación abierta a una potencia como EE. UU., si bien ésta sufriría un coste inaceptable en pérdidas y daños.

Leer más: http://actualidad.rt.com/actualidad/internacional/issue_35532.html
RT en Español