viernes, 13 de abril de 2012

El plan de Israel para atacar a Irán está suspendido hasta el 2013

Traducción por Ivana Cardinale para el Correo del Orinoco  
Autor:
Fecha de publicación:



El martes en la noche, la guerra del 2012 de Israel en contra de Irán llegó a un tranquilo final. Los planes caprichosos de un gran ataque aéreo fueron devueltos a los rincones más profundos de las cajas de seguridad y los corazones.

La guerra puede no haber sido cancelada pero ciertamente ha sido pospuesta durante un tiempo, al menos, podemos decir: No va a suceder este año. Hasta nuevo aviso, el vuelo 007 de la Fuerza Aérea de Israel no despegará, divulgó la agencia Haaretz.

Según una simulación de guerra conducida por el Comando Central de EE. UU., si Israel ataca a Irán, los iraníes podrían matar a 200 estadounidenses con una simple respuesta de misiles. Un comité de investigación no escatimaría a algún almirante o general, ministro o presidente. El significado de este escenario de EE. UU. es que la sangre de estos 200 estadounidenses estaría en las manos de Israel.

El momento de la disputa pública sobre si se debe atacar a Irán se pone en esos términos, Israel no tiene ninguna opción real para atacar en contravención de las declaraciones y advertencias de Estados Unidos.

Ese es el lado negativo. El lado positivo complementario fue presentado esta semana. El vocero del Pentágono George Little, anunció que el Departamento de Defensa estaría buscando más dinero para ayudar a Israel a financiar el sistema de defensa antimisiles de la Cúpula de Hierro.

Señalando que el apoyo a la seguridad de Israel fue una prioridad para el presidente de EE. UU. Barack Obama y el Secretario de Defensa Leon Panetta, Little dijo que, dado el éxito del sistema de la Cúpula de Hierro en interceptar el 80% de los cohetes disparados desde Gaza este mes, el Departamento de Defensa “tiene la intención de solicitar un nivel adecuado de fondos para apoyar este tipo de adquisiciones, basado en los requerimientos de Israel y la capacidad de producción”.

Treinta y ocho minutos después, el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, públicamente agradeció tanto a Panetta como a él mismo (La decisión fue el resultado de contactos entre el ministro de Defensa israelí y el Pentágono).

Los israelíes pueden ser los campeones mundiales del descaro, pero incluso morder la mano del que te da de comer tiene sus límites cuando la mano mordida es responsable de devolver el golpe. Cuando Ehud Barak agradeció a la administración Obama “por ayudar a fortalecer la seguridad de Israel”, estaba abandonando la pretensión de actuar en contra de Irán sin permiso antes de las elecciones presidenciales de EE.UU. en noviembre.

Para todos los efectos, fue un anuncio de que esta guerra estaba siendo pospuesta hasta al menos la primavera del 2013.
Fuente : http://www.aporrea.org/internacionales/n201880.html