martes, 11 de septiembre de 2012

Otra noticia censurada por su propia cadena y más perioputas arrepentidos

En este caso no se trata de un mero artículo sino un documental televisivo.

Son cada vez más los periodistas de la pr€n$a que se sienten "perioputas" y que quieren hacer algo al respeto.  Hasta el punto de que publican artículos que inmediatamente después están retirados por su misma cadena.   A continuación un caso más, entre los aquí destacados en el blog 11$, el de la corresponsal de la CNN en Bahrein, Amber Lyon, .
Equipo de la CNN detenido en Bahréin por exponer represión

11 de abril 2011 Por Scott Bronstein, Lyon y Amber Taryn Fixel, CNN
Nos encontrábamos en el portal de una casa en  Bani Jamrah cuando 20 hombres fuertemente armados saltaron de vehículos militares y nos rodearon. Con sus rostros cubiertos con pasamontañas negros y  ametralladoras apuntadas a nosotros  nos ordenaron que nos acostáramos en suelo.
Estábamos en Bahrein para producir un documental centrado en bloggers y activistas de Internet involucrados en las revoluciones y manifestaciones en todo Oriente Medio, en este caso viendo la represión en Bahréin.
Entrando en Bahrein, nos llamó la atención de inmediato un silencio misterioso.  Un estricto toque de queda estaba en vigor con puntos de control, tanques y vehículos militares ahogando muchas de las carreteras.
Al principio no veíamos signos de las protestas masivas que habían tomado hace pocas semanas las calles de la capital,  pero no tardaríamos en descubrir que los disturbios en Bahrein no habían terminado sino habían sido silenciados bajo una dura represión del gobierno.
Fuentes nos advirtieron que nuestros teléfonos y correo electrónico estaban siendo controlados. Aún más preocupante, muchas de las personas que habían hablado con nosotros habían sido arrestados o habían pasado a la clandestinidad después de que las fuerzas de seguridad les amenazaron. Según los miembros de familia u otras personas cercanas a ellos, su supuesto crimen había sido el de haber hablado mal del gobierno con nosotros .
Los números son sorprendentes. De acuerdo con el Centro de Bahrein para los Derechos Humanos, en las últimas tres semanas, más de 460 personas han sido detenidas, y otros 30 están desaparecidas.
Más allá de la fachada moderna de la capital, Manama, y cerca de la base de la Quinta Flota naval de EE.UU., vimos a un lado de Bahrein que el gobierno había mantenido fuera del alcance de los periodistas.
Los pueblos periféricos parecían una zona de guerra, con los nombres de civiles muertos escritos en graffiti en las paredes. Caminábamos por un estrecho callejón que olía a gas lacrimógeno oyendo los gritos de un grupo de chicos jóvenes cantando "Allahu Akbar" (Dios es grande).
El gas nos provocaba picores insoportables en los ojos y era difícil respirar. Yacían por todas las calles cartuchos gastados de gas lacrimógeno.
Activistas de derechos humanos dicen que las fuerzas de seguridad han estado disparando perdigones en los barrios a diario, a menudo disparando a civiles desarmados. En el espacio de unas pocas horas, oímos disparos en dos pueblos diferentes.

   11$11$11$11$11$11$11$11$11$11$11$11$11$11$11$11$11$11$11$11$11$11$11$11$11$11$

Otro periodista, harto de sentirse perioputa, Glen Greenwald, del prestigioso THE GUARDIAN (el "EL PAÍS" de los ingleses) intenta en su blog oficial, dar vida a la noticia  publicada por Amber Lyon  desaparecida por la CNN.




¿Por qué la CNN no emitió su propio documental sobre la represión de la primavera árabe en Bahrein?

Un ex corresponsal de CNN desafía amenazas de su ex empleador para hablar acerca de la auto-censura en la red Comentario: CNN y el negocio de las noticias de televisión patrocinadas por el Estado
A finales de marzo de 2011, como la primavera árabe se extendía, CNN envió un equipo de cuatro personas a Bahrein para producir un documental de una hora sobre el uso de las tecnologías de Internet y redes sociales por activistas por la democracia en la región. La famosa corresponsal investigativa, Amber Lyon, y su equipo de la CNN pasó una muy larga semana de ocho días de estancia en ese pequeño reino, protectorado de Estados Unidos.
Muchas de las fuentes que se habían comprometido a hablar con ellos ahora se encuentran en la clandestinidad o han desaparecido. Los opositores al régimen a quienes entrevistamos sufrieron recriminaciones, al igual que los ciudadanos comunes y corrientes que trabajan con ellos como "enchufados" (fixers)  El líder activista de derechos humanos Nabeel Rajab fue acusado de crímenes poco después de hablar con el equipo de la CNN. A un médico que acompañó al equipo en un recorrido por su pueblo y a reuniones organizadas con los opositores al gobierno, Saeed Ayyad, le quemaron la casa poco después. Su "fixer" local fue despedido diez días después por haber trabajado con ellos.
El equipo de la CNN  fue detenido violentamente por agentes del régimen frente a la casa de Rajab. Como lo describieron después de regresar a los EE.UU., "20 hombres fuertemente armados", cuyos rostros estaban "cubiertos con pasamontañas negros", "saltaron de vehículos militares", y luego "ametralladoras puntiagudas nos obligaron a acostarnos en el suelo". Las fuerzas del régimen confiscaron sus cámaras y borraron sus fotos y videos, mientras detenidos e interrogados durante seis horas.
La experiencia de Lyon más que asustar, la anima. La mañana después de su detención, los periódicos en Bahrein publicaron artículos sobre el incidente que aseguraron que el equipo de la CNN publicaron "mentiras absolutas" sobre el gobierno. "Está claro lo dispuesto que está el régimen para mentir", me dijo Lyon en una entrevista telefónica la semana pasada.
Pero ella también resolvió exponer a los matones del régimen en su intento de sofocar el movimiento democrático, junto con cualquier otra cobertura negativa del gobierno.
"Me di cuenta que había una correlación entre la cantidad de activistas que habían contactado con los medios y después recibir el régimen y sufrir daños. Así que me sentí obligada a mostrar al mundo lo que nuestras fuentes, que arriesgaron sus vidas para hablar con nosotros, se enfrentan".
Costo total de la CNN para el documental, en última instancia, titulado "iRevolution: Warriors en la Red de la primavera árabe", fue de más de $ 100.000. Es segmento de Lyon y su equipo en Bahrein dura 13 minutos en el documental. Este segmento, que a partir de ahora está disponible en YouTube , es una pieza contundente y firme y que muestra el régimen en una luz muy negativa.
Amber Lyon, ex CNN informeAmber Lyon en la CNN, refiriéndose a marzo de 2011 la represión en Bahréin
En el segmento, Lyon entrevista a activistas que describen explícitamente la tortura a manos de las fuerzas gubernamentales, mientras que los miembros de la familia relatan las desapariciones de sus familiares. Lyon habla con funcionarios del gobierno que justifican el encarcelamiento de activistas. Y el segmento presenta imágenes de vídeo desgarradora de las fuerzas del régimen disparando contra manifestantes desarmados, junto con las detenciones masivas de manifestantes pacíficos. En suma, el segmento de la CNN a principios de 2011 en Bahrein es uno de los más crudos informes hasta la fecha de la represión brutal abrazado por el régimen respaldado por Estados Unidos...
Disculpas del traductor, no puedo seguir, el resto en fuente original, sorry:  Pena porque incluye muchos más casos de "perioputas arrepentidos"