miércoles, 23 de enero de 2013

El Principe Harry de Inglaterra Ametralla de Una Vez por Todas Relaciones Entre Tropas de la OTAN y el Público Afgano




Prince Harry 'driving wedge between forces and Afghan locals'


Comentarios del Príncipe Harry que comparan el conflicto en Afganistán,  de una década de duración, con los vídeojuegos ha abierto una brecha entre las fuerzas internacionales y la población local, ha advertido un miembro del Parlamento afgano.

En una entrevista programada para que coincida con su marcha después de una gira de 20 semanas en el país, y pocos días después de jactarse de haber matado a afganos, ahora el príncipe describió su papel como co-piloto de un helicóptero Apache, a cargo de su arsenal abordo de misiles aire-tierra Hellfire, cohetes y ametralladora. "Es una alegría para mí, porque yo soy una de esas personas que le gusta jugar PlayStation y Xbox, así que con mis dedos, me gusta pensar que soy probablemente muy útil", dijo.
Los comentarios han provocado serios problemas para el presidente de Afganistán, Hamid Karzai, que ha apostado su reputación a trabajar en estrecha colaboración con las fuerzas de la OTAN y EE.UU. que quieren mantener a tropas en el país más allá del final de 2014.


El Príncipe Harry acredita su eficacia como artillero de Apache a su habilidad en los vídeojuegos. "Es una alegría para mí, porque yo soy una de esas personas que le gusta jugar PlayStation y Xbox, así que con mis dedos, me gusta pensar que soy probablemente muy útil", dijo Foto: John Stillwell / PA

Sharifullah Kamawal, un miembro del parlamento afgano, advirtió que los comentarios del monarca han entregado a los talibanes una victoria propagandística. "Esto hará que la retirada de las tropas de la OTAN habrá que acelerar,  a pesar de que la mitad de los afganos  queríamos que las fuerzas extranjeras permanecieran más tiempo, pero si dicen este tipo de cosas, entonces más gente queremos que se vayan a casa cuanto antes", dijo.
Traducido por Greg Grisham
Haciendo el trabajo de los perioputas que cobran por no hacerlo.