miércoles, 14 de agosto de 2013

Se viene el 11.9: La Moscú de Snowden, la Londres de Assange y la Baires de Sonnenfeld, pero el pobre Manning

Amigos la Rusia de Putin acogió a Snowden y solo Dios sabe desde qué negociación con Obama. La Londres de Correa sigue asilando a Assange, pero bajó sus decibeles y la Buenos Aires de Sonnenfeld sigue en el silencio mas categórico. Por su parte la Norteamérica de Manning "regaló" urbe et orbi la condena mas absoluta. No se animaron a fusilarlo "ni ahi" como dicen nuestros adolescentes, pero al menos tenian que darle quiticientos mil años de cárcel.

¿Qué mancomuna y qué separa a los tres casos? El orden de los factores encolumna el producto pero al revés: el caso que mas debe soterrarse es el de Sonnenfeld habida cuenta de que las filtraciones sobre espionajes genéricos son permitidos (Snowden y Assange) pero no un destapacloacas del 11.9 (Sonnenfeld). 

El aforismo "cloacas" para aludir a los trabajos de los servicios de inteligencia en las operaciones de bandera falsa, ha sido puesto de moda por el reciente trabajo sobre el atentado de Atocha. El libro "Las cloacas del 11-M" es realmente de antología y pueden googlear algunas de sus implicancias, el mismo viene a darle luz mundial al trabajo descomunal de Luis del Pino, numen intelectual del libro de López Bru recién aludido.

Los medios de incomunicación masiva y desinformación global poco y nada dicen sobre la repercusión en los EEUU de los tres casos (Snowden, Assange y Sonnenfeld) pero gracias a los buenos oficios de Diana Castillo algo podemos enterarnos. Vean mas abajo la publicidad al respecto que se está haciendo en el subte de Washington DC.

A Diana la seguimos no sin temor cuando gracias al "hiperempleo" de Madrid debió emigrar a Washington. La tarea descomunal que Diana desplegaba liderando el grupo 911 de España parecía que entraría en fading (eclipsamiento) si debía someterse a las reglas de la gigantesca censura norteamericana.

Pero, no contábamos con la astucia del Chapulin Yankee porque por suerte, Diana contactó con el núcleo de acero del Movimiento 911 Norteamericano y por ello, el próximo aniversario del atentado mas hollywoodesco de la historia tendrá lugar en la capital de los EEUU (pero esto es cosa que les comunicaré un poquito mas adelante)

Mientras los espionajes de Assange y Snowden esquivan exquisitamente el nudo gordiano de verdades sobre el 11.9, nuestra Argentina no dice esta boca es mia sobre nuestro asilado Sonnenfeld, pero los cañones se preparan en las gateras por la caída de Muro de Berlín que insinúa el acuerdo argentino persa por el false flag vernáculo.

A propósito de esto último, o sea lo primario porque es lo nuestro agradecemos a Dios que por fin exclame Eureka la red voltaire de Thierry Meyssan, sin dudas y desde toda historia el pionero indiscutible de las operaciones de bandera falsa. Justo es decir que fue Meyssan quien desde el 2006 empezó a escuchar el trabajo ímprobo que tenían los investigadores argentinos sobre los bombazos locales (1992 y 1994) y su segunda obra magna LA IMPOSTURA NRO 2, consagró sendos capítulos al tema.

Nuestra Patria se agita entre las condenas desde todo el espectro PC (mitad perduelios mitad cipayos) tanto desde los Progre Simios hasta los Ultra Gorilas que componen el espectro, todos referidos al general Milani. El recién nombrado es coordinador -por ahora- de la defensa "con inteligencia" de un Estado jaqueado por la sede local de agencias exteriores (nos referimos a la inteligencia del estado argentino).

Los amigos preguntan si comemos vidrio respecto del susodicho general y volvemos a aclarar las cosas. Lo que está en juego no es la idoneidad ni el curriculum personal del "individuo" sino la representación de una contra ofensiva de la inteligencia respecto de una operación de infiltración de buena parte de nuestros servicios por órdenes foráneas aliadas a la ultraderecha republicana. Porque el acuerdo con los persas está en sintonía con el resto del gobierno del presidente Barack Obama.

Nadie abre la boca sobre el cómo y el por qué del enfrentamiento entre dos sectores del poder argentino ni sobre el nudo gordiano sobre el que se están enfrentando: el acuerdo con los persas. Pero en lo sucesivo nos iremos percatando de quién gana y quién pierde y qué se gana o piede en la contienda y qué ganará o perderá el país y el terrorismo internacional según el desenlace

Un saludo enorme de vuestro amigo de siempre

DR OSCAR ABUDARA BINI