jueves, 21 de noviembre de 2013

Judíos neoyorquinos elogian al primer presidente judío, LBJ, por el asesinato de JFK.


Nota del traductor:
“Five Towns” se refiere a los cincos barrios neoyorquinos de Inwood, Lawrence, Cedarhurst, Woodmere y Hewlett, donde muchos residentes son judíos ortodoxos, profesionales, empresarios, miembros estimados de la academia y líderes religiosos carismáticos.

No hay duda de que el entonces VicePresidente de la Administración de Kennedy, Lyndon Baines Johnson ( LBJ ) tenía tanto el incentivo como la posición de poder para garantizar un golpe sin problemas.  LBJ también disfrutaba de la protección y la influencia de la red “Good Ole Boy” de Tejas, compuesto de las grandes petroleras y dinero del Complejo Militar Industrial, del cual había advertido dos años antes el anterior presidente Eisenhower. LBJ controlaba toda la maquinaria política y policial de Texas, sobretodo de Dallas, así que el lugar elegido para el magnicidio público fue ideal. En pocas palabras, LBJ y sus muchos compinches tenían todo el lugar cubierto, tanto la Plaza Dealey como la biblioteca, Texas School Book Depository.

Era de conocimiento público en el momento de la elección de John F. Kennedy que LBJ fue elegido como Vice Presidente sólo por su valor político en el Congreso y su capacidad de entregar a Texas al partido. Sin embargo, lo que es menos conocido es el nivel de animosidad entre Kennedy y Johnson. Las animosidades eran tan profundas que muchos estadounidenses dudaban de cómo se desempeñaría en el día a día la Administración Kennedy.

El desprecio que cada bando sentía por el otro alimentaba la participación silenciosa en el asesinato de JFK y aseguraba el encubrimiento posterior.


Our First Jewish President Lyndon Johnson? – an update!!

¿Nuestro primer presidente judío, Lyndon Johnson? - ¡una actualización!


Por Morris Smith

    Hace unos meses, la Associated Press informó que las cintas recién liberadas del despacho de la Casa Blanca del presidente Lyndon B. Johnson demuestran que éste tenía una conexión personal muy emocional con Israel. "La agencia de noticias señaló que durante la presidencia de Johnson (1963-1969), EEUU se convirtió en el principal aliado diplomático de Israel y su principal proveedor de armas".

Pero la noticia salía hace poco para revelar el alcance histórico de las acciones de Johnson en nombre del pueblo judío y el Estado de Israel. La mayoría de los estudiantes del conflicto árabe-israelí pueden identificar a Johnson como el presidente de la guerra de 1967.  Pero pocos saben acerca de las acciones de LBJ para rescatar a cientos de judíos en peligro de extinción durante el Holocausto - acciones que le pudieron haber costado su escaño en el Congreso y un tiempo en la cárcel. De hecho, el título de “Gentil Justo" (Righteous Gentile) es ciertamente apropiado en el caso del tejano, cuyo centenario se conmemora este año. Apropiadamente, la Conferencia anual de Jerusalén ha anunciado esta semana que va a elogiar a Johnson.

Los historiadores nunca han revelado que Johnson, mientras era un joven miembro del Congreso en 1938 y 1939, organizó visas que se suministraron a judíos en Varsovia, y supervisó la inmigración aparentemente ilegal de cientos de Judíos a través del puerto de Galveston, Texas...

Un recurso clave para el descubrimiento de la actividad pro-judía de LBJ fue publicado en 1989: la tesis doctoral de Louis Gomolak de la Universidad de Texas, (Prólogo: Asuntos Exteriores Antecedentes de Lyndon B. Johnson, 1908-1948) Estas actividades de Johnson fueron confirmadas por otros historiadores en entrevistas con su esposa, familiares y socios políticos.

La investigación sobre la historia personal de Johnson indica que heredó su preocupación por el pueblo judío de su familia. Su tía Jessie Johnson Hatcher, una gran influencia para LBJ, era miembro de la Organización Sionista de América (Zionist Organization of America).  Según Gomolak, su tía Jessie alimentó durante 50 años en LBJ el compromiso de hacerse amigo de judíos. Como muchacho joven, Lyndon observó la actividad política de su abuelo "Big Sam" y de su padre "Little Sam" que luchaban por conseguir clemencia para Leo Frank, víctima judía de un libelo de sangre en Atlanta. El redactor de los discursos de Johnson indicó más adelante, "Johnson citaba a menudo el linchamiento de Leo Frank como la fuente de su oposición tanto al antisemitismo como al aislacionismo."

Ya en 1934 - cuatro años antes de la traición que hizo Chamberlain en Munich, uniéndose con Hitler - Johnson fue agudamente alertado sobre los peligros del nazismo y presentó un libro de ensayos, El nazismo: un Asalto a la civilización.

Cinco días después de asumir el cargo en 1937, Lyndon B. Johnson rompió con los "Dixiecrats" y apoyó un proyecto de ley de inmigración para la naturalización de extranjeros ilegales, en su mayoría judíos de Lituania y Polonia. En 1938, Johnson fue informado sobre un joven músico judío austriaco que estaba a punto de ser deportado de EEUU. Con un elemento de subterfugios, LBJ le envió al consulado de EEUU en La Habana para obtener un permiso de residencia. Erich Leinsdorf, el famoso músico y director de orquesta le atribuyó a LBJ haberle salvado la vida.

Ese mismo año, LBJ advirtió a su amigo judío, Jim Novy, que los judíos europeos se enfrentaban a la aniquilación. “Sacad a tantos judíos de Alemania y Polonia como sea posible", fueron las instrucciones de Johnson. Johnson le dio un montón de papeles de inmigración que sirvieron para obtener visados para 42 judíos de Varsovia. Pero eso no fue suficiente. Según el historiador James M. Smallwood, “el Congresista Johnson utilizaba métodos a veces ilegales para el contrabando de cientos de judíos a través del puerto de Galveston, Texas.  Obtenía pasaportes y visados falsos en Cuba, México y otros países latinoamericanos. Johnson trajo así barcos y aviones cargados de judíos a Texas. Los escondió en la Administración Nacional de la Juventud de Texas. Johnson salvó a por lo menos quinientos judios, posiblemente más".

Según Gomolak, durante la Segunda Guerra Mundial Johnson vendió bonos de guerra en Austin, Texas, por valor de 65.000 dólares para financiar la compra y contrabando de armas a combatientes clandestinos judíos en Palestina. Johnson colaboraba con la empresa Novy para traficar armas en cajas etiquetadas como  'Pomelos de Texas” a los “luchadores por la libertad de la tierra judía en Palestina".

Una década más tarde, durante su servicio en el Senado, Johnson bloqueó los intentos de la administración de Eisenhower para aplicar sanciones contra Israel después de la Campaña del Sinaí de 1956. "El incansable Johnson nunca había dejado de presionar al gobierno", escribió I.L. Kenen, el entonces jefe del AIPAC (lobby judío). Como líder de la mayoría del Senado, Johnson bloqueó sistemáticamente las iniciativas anti-Israel de su compañero demócrata, William Fulbright, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado. Entre los asesores más cercanos a Johnson durante este período estuvieron varios fuertes defensores pro-israelíes, entre ellos Benjamin Cohen (que hace 30 años era el enlace entre la Corte Suprema de Justicia Louis Brandeis y Chaim Weizmann) y Abe Fortas, el legendario conexión privilegiada de Washington.

La preocupación de Johnson por el pueblo judío continuó durante su presidencia. Poco después de asumir el cargo tras el asesinato de John F. Kennedy en 1963, Johnson le dijo a un diplomático israelí, "Usted ha perdido un gran amigo, pero ha encontrado uno mejor." Apenas un mes después de suceder a Kennedy, Johnson asistió a la dedicación de la sinagoga Agudas Achim de Austin en diciembre de 1963. Jim Novy abrió la ceremonia diciendo a Johnson, "No podemos agradecerle lo suficiente todos los Judios que rescató de Alemania durante la época de Hitler." Más tarde, la mujer de Johnson, “Lady Bird” describió el día, "Persona tras persona vinieron a decirme, "Yo no estaría aquí hoy si no fuera por él. Él me ayudó a salir.”

El preludio de la guerra de 1967 fue un período terrible para Israel, con el Departamento de Estado de EEUU dirigido por el históricamente hostil Dean Rusk, instando a una política imparcial a pesar de las amenazas árabes y los actos de agresión. Johnson no sufría tales ilusiones. Después de la guerra culpó
firmemente a Egipto, "Si hay algo más responsable de esta explosión que cualquier otra cosa, es la anunciada decisión arbitraria y peligrosa por parte de Egipto de que el estrecho de Tiran sería cerrado a los barcos israelíes y cargamentos en ruta a Israel.”

Kennedy fue el primer presidente que aprobó la venta de armas de defensa de EEUU a Israel, específicamente Hawk misiles antiaéreos defensivos. Pero Johnson aprobó tanques y aviones de combate, todos vitales después de la guerra de 1967, cuando Francia impuso una congelación de las ventas a Israel. Recientemente, Yehuda Avner describió en estas páginas, la exitosa apelación del primer ministro Levi Eshkol para estas armas en una visita al rancho de LBJ que posibilitó que Israel ganara la guerra de 1967. Y Johnson trabajó para asegurarse que también ganara la paz. "Os aseguro, que quiero tener cuidado y nunca dejar desprotegido a Israel", dijo Johnson en marzo de 1968 en una conversación con el embajador ante las Naciones Unidas, Arthur Goldberg, según cintas de la Casa Blanca recientemente publicadas.

Poco después de la guerra de 1967, el primer ministro soviético Alexei Kosygin preguntó a Johnson en la Cumbre de Glassboro, ¿por qué EEUU apoya a Israel cuando hubo 80 millones de árabes y sólo tres millones de israelíes?" Johnson respondió sin complejos, “Porque es lo correcto y lo que hay que hacer”.

La elaboración de la Resolución 242 de la ONU en noviembre de 1967 se realizó bajo el escrutinio de Johnson. La convocatoria de "fronteras seguras y reconocidas", fue crucial. Los autores estadounidenses y británicos de la resolución se opusieron a que Israel devolviera todos los territorios capturados en la guerra. En septiembre de 1968, Johnson explicó: "Nosotros no somos quién para decir qué fronteras deben trazar otras naciones entre ellas para que aseguren cada una la mayor seguridad. Está claro, sin embargo, que un retorno a la situación del 4 de junio 1967 no traería la paz. La fronteras tienen que ser seguras y reconocidas. Algunas de estas líneas tienen que ser acordadas por los vecinos afectados."

Arthur Goldberg (fundador de Jews Offering New Alternatives to Homosexuality) señaló más tarde, "La Resolución 242 de ninguna manera se refiere a Jerusalén, y esta omisión fue deliberada." Esta diplomacia histórica se llevó a cabo bajo la dirección de Johnson, como Goldberg relata en la historia oral a la Biblioteca Johnson, "Debo decir que Johnson me dio un gran apoyo personal".

Robert David Johnson, un profesor de historia en la Universidad de Brooklyn, escribió recientemente en The New York Sun, “Las políticas de Johnson surgieron más de sus preocupaciones personales y su amistad con los líderes sionistas. Su creencia de que Estados Unidos tiene la obligación moral de reforzar la seguridad de Israel y la concepción de una Israel con fronteras igual que su estado natal de Texas. Sus inquietudes personales lo llevaron a intervenir cuando sentía que los departamentos de Estado o Defensa apreciaban insuficientemente las necesidades diplomáticas o militares de Israel".

El presidente Johnson marcó firmemente la política estadounidense en una dirección pro-Israelí. En un contexto histórico, el puente aéreo de emergencia estadounidense a Israel en 1973, el apoyo diplomático constante, la ayuda económica y militar y los lazos estratégicos entre los dos países son realidades que hoy pueden ser acreditadas a las semillas que plantó LBJ.

NOTA ADICIONAL :
Los antepasados maternos de Lyndon Johnson, los Huffmans, aparentemente emigraron de Alemania a Frederick, Maryland, a mediados del siglo XVIII. Más tarde se trasladaron a Bourbon, Kentucky, y finalmente se establecieron en Texas a mediados y finales del siglo XIX.
Traducido por Greg Grisham Vento

Entradas anteriores relacionadas:

El mundo celebra el 50 aniversario del golpe de estado en EEUU contra JFK

Lo mejor de la prensa española sobre JFK