lunes, 26 de mayo de 2008

Tres Preguntas


Por: Greg Grisham

Primera Parte:

¿Por qué Me Tachan de “radical”?


Me dirijo a todo el público especialmente a la juventud que todavía confía más en su propia intuición que en lo que los demás le hayan enseñado. Cuando vine a España hace más de veinte años trabajaba como profesor de inglés en el Central Nuclear de Almaráz, Cáceres. Ganaba el doble que los ingenieros que enseñaba y me valía la pena. Pero desde entonces no he vuelto a lamer el culo a nadie. Dejé el curro por el trabajo. Ya no paso a diario por controladores y detectores de seguridad.

Desde hace más de diez años vivo en el suroeste de Extremadura en el suroeste de España. Sé que no es exactamente el significado de la palabra, ni mucho menos, pero aquí me llaman “radical” para tacharme de extremista y/o violento. Me llaman así porque digo la verdad sobre los atentados del 11 de Septiembre del 2001. El 11-S fue demostrablemente un autoatentado, un trabajo interno de bandera falsa, totalmente obra de algunos de los más importantes elementos de los Gobiernos Estadounidense, Israelí, pakistaní y Arabia Saudita. Fue “el evento catalizador” destacado en “El Plan Para Un Nuevo Siglo Americano (PNAC), para justificar “Las Guerras Preventivas” y la militarización de la justicia y la ley civil en EE.UU. como el acta de ley, “Patriot” y el nuevo súper ministerio, “The Homeland Security Department”. (Curiosamente, “Homeland” nunca ha sido un término familiar en el inglés americano sino fue lo que llamaban los alemanes a Alemania durante el Tercer Reich de Adolf Hitler.)

¿Es radical si digo que las llamadas “bandas armadas” y “organizaciones terroristas” están todos infiltrados, si no fueron creados, por las mismas agencias gubernamentales y pseudogubernamentales, y, por lo tanto, cualquier persona que pertenece a alguno de estos grupos, es sencillamente un “extra” en La Película, parte de una operación psicológica a escala mundial, producida por una dictadura científica global compuesta de sociedades secretas elites? Esto significa, por ejemplo, que no le vale la pena a un joven Etarra arriesgarse el resto de su juventud en la cárcel por hacer el papel de un extra en una película. Quiero decir, su “lucha” en si es toda una gran cortina de humo y él nada más sirve como uno de muchos Cabezas de Turco baratos y dispensables. ¿Qué hay de radical o violento en estas recomendaciones, además fundadas en hechos demostrables?

El terrorista, no importa si en nombre del comunismo, nacionalismo o Alá, sacrifica su vida, y las de los demás, para ayudar a los banqueros, con o sin querer, a mantenernos en un ciclo vicioso y “rentable” de enfrentamiento perpetuo. Claro que recomendaría a un Etarra que no se juegue el cuello para una causa que cada día es más evidente haber sido infiltrada por La Operación Gladio, que fue creada por La OTAN en los años 60, para infiltrar agentes en grupos de izquierdas Italianas, para “radicalizarlos”, es decir, inducirlos a cometer atentados, y así despopularizar el comunismo en general. Lo que es exactamente lo que sucedió en la estación de tren de Bolonia entonces, y lo que está pasando aquí en España desde cuando Etarras también agentes de La Embajada USA de Madrid, llevaron acabo el atentado que mató al presidente del gobierno el almirante Luis Carrero Blanco a finales de la dictadura Franquista: ¿Es una recomendación radical?

¿Somos “radicales” los ya millones de personas por todo el mundo que reclamamos la verdad sobre el 11 de Septiembre del 2001? De todas maneras, si investigas un poco verás, lo de los autoatentados no es nada nuevo. Los precedentes modernos de estos eventos de “Bandera Falsa” son numerosos. Por ejemplo: Enfermos mentales alemanes fueron utilizados para aparentar soldados polacos en una incursión falsificada para justificar ante el pueblo alemán la invasión de Polonia. El Parlamento o “Reichstag” de Berlín fue incendiado por el mismo gobierno alemán con las mismas consecuencias. El ataque Japonés a Pearl Harbor, EE.UU. fue inducido y colaborado por el mismo gobierno militar estadounidense para poder involucrarse en la guerra y convertir a los Estados Unidos en el mayor complejo militar industrial del mundo. El ataque culpado a Vietnam del Norte a dos navíos estadounidenses ancladas en La Bahía de Tonkin, Vietnam, que justificó la invasión de aquel país, ni siquiera tuvo lugar, (The McCollum Memo, desclasificado,). La Bala Mágica” con que Oswald mató a Kennedy fueron en realidad tres balas de seis francotiradores de los mismos Servicios Secretos del presidente. (JFK fue asesinado por rechazar el plan de falsa bandera para la justificación de la invasión de Cuba, La Operación Northwoods, además de por no permitir la anulación del respaldo de oro al dólar y su Orden Ejecutiva N º 11110 que devolvió al gobierno de EE.UU. la facultad de emitir moneda, sin tener que pedirlo prestado a la Reserva Federal.) Otro ejemplo de bandera falsa, uno de que muchos mayores españoles todavía no han olvidado, es el del buque estadounidense “El Maine”, en la bahía de La Habana, que fue hundido por los mismos americanos para poder echar a los españoles de Cuba. (Pregúntaselo a tu abuelo).Y hay más ejemplos. ¿Conocer y hablar así de los hechos de La Historia es radical? Aunque sea la versión verdadera en lugar de la oficial.

Entiendo que muchas personas han dedicado toda una vida a estudiar o especializarse en Las Versiones Oficiales de la actualidad y de La Historia y a estas alturas les cuesta tragar que sólo han servido de repetidores de propaganda maquiavélica con el fin de sostener el enfrentamiento ideológico, religioso, político, étnico, de género…, para fomentar la desconfianza entre los ciudadanos, y entre miembros de familia, para que todos coticemos y rindamos nuestros derechos y libertades individuales y familiares a cambio por “La Seguridad” de “El Estado”. Pues, ha llegado la hora de elegir y advierto, si sacrificas la libertad por la seguridad, PERDERÁS AMBOS. Sobretodo cuando el que garantiza la seguridad es el mismo que crea la inseguridad. ¿Tú verás?

continua : http://www.futurotek.com/trespreguntas.html

3 comentarios:

Anónimo dijo...

"Radicalidad (política)

De Wikipedia, la enciclopedia libre

La radicalidad o radicalismo en el área política se refiere a cualquier postura política que en su práctica intente ser coherente con sus propuestas, o que sus propuestas pretendan un cambio profundo de las estructuras sociales o políticas vigentes. Puede aplicársele en teoría a cualquier movimiento o ideología, pero en la práctica es más frecuentemente en las de corte emancipador, como por ejemplo sería la proposición y aplicación de una política de asociación libre (radical) frente a una política de asociación restringida (moderada). No debe confundirse con extremismo ni purismo."

Ser radical no es malo, es lo que molesta al capitalismo salvaje.

El lo que hará hundir la globalización y no precisamente con demoliciones controladas.

Anónimo dijo...

"...cuando Etarras también agentes de La Embajada USA de Madrid..."

¿Esto de donde te lo has sacado?

Leete el libro Operación Ogro de Eva Forest

euroim dijo...

Sr. Radical dices muchas cosas que son verdad y otras interesantes que dan que pensar. Tendré que ponerme a estudiar un poquillo porque creo que merece la pena digerir todo lo que comentas.

Y luego te diré mi opinión global y/o conclusiones. Aunque te anticipo algo: "be water". La verdad más verdadera es que todos esos grupos mafiosos, de poder económico y global cada vez tienen menos poder y pintan menos. Prueba de ello es todo el conocimiento que nosotros mismos estamos generando aquí.

Be water, aprende a desaprender, aunque hay que esforzarce en aprender a combartir tanta mentira y tanta gentuza.

Afc euroimmerion.com