viernes, 3 de octubre de 2014

Turquía e Israel apoyan directamente a los terroristas del Ejército Islámico y Al Qaida en Siria

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens


Jerusalem Post informa de que un combatiente del Ejército Islámico (EI) ha declarado que Turquía financia al grupo terrorista. Turquía es miembro de la OTAN y cercano aliado de EE.UU.

Un programa de noticias alemán –con subtítulos en inglés– muestra que Turquía está enviando terroristas a Siria.

Legisladores opositores turcos dicen que el Gobierno está protegiendo al EI y colaborando con él y con terroristas de Al Qaida y suministrando atención médica gratuita a sus dirigentes.

Según un importante periódico turco (Today’s Zaman) las enfermeras turcas están cansadas de suministrar tratamiento médico gratuito a terroristas del EI en hospitales turcos.

Según el periodista ganador del premio Pulitzer Seymour Hersh y llamados telefónicos filtrados entre altos funcionarios turcos, Turquía también realizó los ataques con armas químicas de los que se culpó a Asad y ha planificado otros “ataques de bandera falsa” dentro de Turquía.

Documentos de Foreign Policy muestran que Israel también está tratando gratuitamente a los terroristas del EI en sus hospitales:

Israel... brinda atención médica y otros suministros no identificados a los insurgentes…[Lleva tiempo denunciándolo la agencia siria SANA, y también ha salido en otros medios sistémicos aparte de FP.]

En los últimos tres meses, avezados rebeldes sirios han transportado a numerosos sirios heridos a través de una línea de alto el fuego que ha separado Israel de Siria desde 1974, según un informe de 15 páginas del Secretario General Ban Ki Moon sobre el trabajo de la Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación (UNDOF). Una vez en Israel, reciben tratamiento médico en una clínica de campaña antes de devolverlos a Siria donde, presumiblemente, algunos volverán a la lucha.

Los cascos azules de la ONU, responsables del control del alto el fuego de diez años de antigüedad informan de que han observado a grupos armados de la oposición “transfiriendo a 89 personas heridas” de territorio sirio a Israel, donde fueron recibidas por miembros del ejército israelí, según el informe. El ejército de israel devolvió a 21 sirios a los miembros de la oposición armada en Siria, incluyendo los cadáveres de dos muertos.

“Durante el período del informe, UNDOF observó frecuentemente a miembros de la oposición armada interactuando con el ejército israelí a través de la línea de alto el fuego”, según el informe. “En una ocasión UNDOF observó al ejército israelí al lado Alpha [dentro de Israel] entregando dos cajas a la oposición armada al lado Bravo (dentro de Siria).”

***

El Gobierno israelí ha estado suministrando atención médica a heridos sirios desde hace más de un año. En febrero el primer ministro Benjamin Netanyahu visitó un hospital militar de campaña en los Altos del Golán.[De lo cual hay constancia fotográfica.]

The Times of Israel informó el mes pasado de que:

Un comandante del Ejército Libre Sirio arrestado el mes pasado por la milicia islamista Al-Nusra Front, declaró a sus captores en un vídeo publicado esta semana que colaboró con Israel a cambio de apoyo médico y militar.

En un vídeo subido el lunes a YouTube… Sharif As-Safouri, comandante del batallón Al-Haramein del Ejército Libre Sirio, admitió que había entrado cinco veces en Israel para reunirse con oficiales israelíes que posteriormente le suministraron armas antitanques y armas ligeras soviéticas. Safouri fue secuestrado por el Frente Al-Nusra afiliado a Al Qaida en el área de Quneitra, cerca de la frontera israelí, el 22 de julio.

Las facciones [opositoras] recibían apoyo y enviaban a los heridos [a Israel] con la condición de que se garantizase la seguridad del área de la cerca israelí. No se permitía que ninguna persona se acercara a la cerca sin coordinación previa con las autoridades israelíes”, dijo Safouri en el video.

***

En el vídeo corregido de la confesión, en el cual Safouri parece físicamente incólume, dice que primero se reunió con un oficial israelí llamado Ashraf en la frontera y recibió un teléfono móvil israelí. Posteriormente se reunió con otro oficial llamado Younis y el comandante de los dos hombres, Abu Daoud. En total, Safouri dijo que entró cinco veces en Israel para reuniones que tuvieron lugar en Tiberias.

Después de las reuniones, Israel comenzó a suministrar a Safouri y a sus hombres “apoyo médico básico y ropa”, así como armas que incluían 30 [rifles] rusos, 10 armas portátiles antitanques RPG con 47 cohetes y 48.000 balas de calibre 5,56.

En marzo Haaretz informó:

La oposición siria está dispuesta a renunciar a su demanda de los Altos del Golán a cambio de dinero y ayuda militar israelí contra el presidente Bashar Asad, dijo un alto funcionario de la oposición al periódico Al Arab, según un informe en Al Alam.

***

Los grupos militantes respaldados por Occidente quieren que Israel imponga una zona de exclusión aérea en partes del sur de Siria para proteger las bases rebeldes de los ataques aéreos de las fuerzas de Asad, según el informe.

Otros aliados cercanos de EE.UU. –incluidas Arabia Saudí, Kuwait y Catar– también respaldan al Ejército islámico.

¿Qué pasa en realidad? Todo tiene que ver con la lucha por el cambio de régimen en Siria… otra vez.

Fuente: http://www.informationclearinghouse.info/article39825.htm