domingo, 21 de marzo de 2010

Ashcroft, Tenet, Rumsfeld advirtieron a la Comisión 11-S de “no cruzar la raya”.

Por Sahil Kapur
Miércoles, 17 de marzo 2010
Traducido por Greg Grisham de: http://rawstory.com/2010/03/revealed-ashcroft-tenet-rumsfeld-warned-911-commission-line-should-cross/

Los altos cargos de la administración Bush advirtieron severamente a la Comisión 11-S de no sondear demasiado en la investigación de los ataques terroristas, según un documento obtenido recientemente por la ACLU. http://www.aclu.org/files/assets/CIA.pdf

La notificación se produjo en una carta de fecha 6 de enero de 2004, dirigida por el Fiscal General John Ashcroft, el secretario de Defensa Donald H. Rumsfeld, y el director de la CIA, George J. Tenet. La ACLU lo describió como un fax enviado por David Addington, el entonces asesor del ex vicepresidente Dick Cheney.

En la carta los altos cargos del gobierno rechazan la petición de la comisión bipartidista para poder cuestionar a los supuestos terroristas detenidos. La carta fue dirigida a los dos jefes de la Comisión y la mayoría de los comisionados con la advertencia de “no cruzar la raya y obstruir la capacidad del gobierno para proteger a la nación.”

La carta continua: "En respuesta a las numerosas peticiones de la Comisión para el acceso a secretos, el poder ejecutivo ha proporcionado acceso en plena cooperación. Sin embargo, una línea que la Comisión no debería cruzar - la línea que separa la investigación adecuada de la interferencia con la capacidad del Gobierno para salvaguardar la seguridad nacional, incluida la protección de los estadounidenses de futuros ataques terroristas ".

La Comisión 11-S o 911 Commission, fue formado por el presidente Bush en noviembre de 2002 "para una investigación completa y exhaustiva de los acontecimientos alrededor de los ataques terroristas y ofrecer recomendaciones para la prevención de futuros ataques.

La carta continua:"Interrogar a los detenidos, como propone el personal de la Comisión, sería cruzar esa línea. Los oficiales de los Estados Unidos responsables por la aplicación de la ley, la defensa y las funciones de inteligencia del Gobierno, instamos a la Comisión que no prosiga la solicitud de propuestas para participar en el interrogatorio de los detenidos".

Se especulaba entonces que este fue un intento del gobierno de Bush para garantizar que las torturas de algunos detenidos, que desde entonces han sido ampliamente documentados, se mantuviesen en secreto. Ahora se especula otros motivos.

La carta se encuentra en la página 26 de este archivo de documentos de la ACLU.