miércoles, 11 de agosto de 2010

El Secretario de Prensa de Obama tacha de locos a los críticos, “Deberían ser probados por drogas”.




La cara más pública de la administración de Obama, Robert Gibbs, Secretario de Prensa de la Casa Blanca, intenta disculparse por haber tachado de locos a personas de izquierdas que comparan a Obama con el anterior presidente, George Bush.

Después de una entrevista con el periódico The Hill de Washington DC, en la cual Gibbs reveló su frustración ante los ataques a la administración de los demócratas liberales y otros en la izquierda, ahora las cosas van de mal en peor.




“He oído a esta gente decir que Obama es como Bush. Esa gente debería ser probada de drogas ", dijo Gibbs."Quiero decir, es una locura."

Además, el secretario de prensa se metió la pata usando como excusa exactamente la misma crítica que arremete la oposición, "Van a estar satisfechos cuando tengamos la asistencia sanitaria de Canadá y hemos desarmado el Pentágono. Eso no es la realidad".

Pocas horas después de la entrevista Gibbs trató de caminar hacia atrás su discurso, que califica de "inartful" (¿sin talante?). Dijo al The Huffington Post, unas auténticas chorradas como por ejemplo: “Creo que veo demasiada televisión por cable. Lo reconozco. Día tras día, se vuelve frustrante. Ayer, vi como alguien comparaba la legislación para evitar despidos de maestros con el plan de rescate de los bancos. Pero yo sé que no es una opinión sostenida por muchos, como tampoco son muchos los que tienen opiniones que me frustran. (La traducción es correcta). Gibbs continuó diciendo: "Así que todos debemos, yo incluido, dejar de pelear y discutir nuestras diferencias en determinadas políticas".

Sus comentarios vienen a razón de las críticas desde la izquierda del Partido Demócrata, en general decepcionado por la presidencia de Obama, porque no ha cumplido con su prometida política doméstica y en cuanto a la externa sólo continua las políticas del gobierno de Bush en Afganistán e Irak, así como la prometida cierre de la “cárcel” de Guantánamo.

Como es de esperar, los comentarios de Gibbs han sido disecados por todos los blogeros liberales. Glenn Greenwald en el Salón describió los comentarios de Gibbs como "uno de los estallidos de auto-lástima de la clase política superior más petulantes de la memoria reciente."



Si la Casa Blanca sigue creyendo que no tenga ningún problema de relaciones con los liberales y/o progresistas, y las críticas sólo provienen de la Derecha, debería volver a mirar los datos de nuevo.

Nota del traductor:
El Guardian es el diario gemelo de EL PAIS en el Reino Unido. Pero, esta noticia se supone no interesa a la "izquierda" española.

traducido por Greg Grisham
investigar11s.org
Haciendo lo que los periodi$tas y ON€ españoles cobran por no hacer.

1 comentario:

El último que apague la luz dijo...

¿Probar por drogas? ¿Caminar hacia atrás su discurso?