miércoles, 1 de febrero de 2012

Manual de cómo el pez pequeño se puede comer al pez grande

Antes de abandonar definitivamente este foro donde según parece no soy bienvenido, quiero dejaros, con el permiso de Diana, esta aportación postrera de mi pluma, en agradecimiento a la atención prestada.

            Echemos un vistazo a las últimas andanadas de artillería de los besugos en España: Según un informe de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes, este año la subida del IRPF, el IBI, las hipotecas y los servicios básicos, como el gas natural y el agua, le va a significar al españolito de a pie (otrora modesto mileurista y hoy ansioso aspirante a llevarse algo al coleto), un gasto promedio extra de 700 pavos (sin contar con la subida de la luz y el butano, cuyo hachazo añadido nos aguarda ahora, en marzo, lo cual incrementará esa paga extra hasta los mil eurazos). Por el contrario, el gobierno, en una oportuna prórroga de los presupuestos, ha tenido la feliz idea de entregar a la banca la nimia cantidad de 200.000 millones de eurillos. Estupendo. El invento del euro es cojonudo, es cojonudo esto de que Bruselas y el Banco Central Europeo se te metan en la cocina para decirte que has de papearte sopa Gallina Blanca en lugar del lechazo que te pide el cuerpo. Entre tanto, para poner la guinda, nuestro probo gobierno decide zamparse 600 millones que en teoría debían ser asignados al prometeico I+D+i. ¡Genial! El pobre Francisco J. Hernández anda como loco desde entonces con su recogida de firmas para poner en solfa tamaño desaguisado.


4 comentarios:

Javier dijo...

Vaya siento mucho que tengas que dejarlo. Cuídate.

Cordura dijo...

Cuando escribes en serio es otra cosa. Pues además escribes bien.

¡Vigila tu cordura, amigo!

Un cordial saludo.

UCE dijo...

Creo que deberiais pedir disculpas a Cordura por el bien de este blog. No me parece normal las amenazas e insultos que le habeis propiciado algunos de los autores del blog.
Si este es el "cambio de conciencia" que se pregona desde aqui, no sois mejores que el enemigo al que decis combatir.

Cordura dijo...

Eso requeriría humildad, amigo UCE. Pero no sin cordura previa, por supuesto.

Algo que, por desgracia, no parece sobrar en algunos.

Saludos cordiales para todos.