jueves, 9 de mayo de 2013

Fuerzas especiales de EU en Suráfrica prohibieron el apoyo militar a la embajada de Benghazi, dice oficial estadounidense

El diplomático Gregory Hicks dijo durante una entrevista con el congreso estadounidense que elementos militares de Estados Unidos no asistieron al personal de la embajada de ese país en Benghazi, Libia, durante el ataque terrorista del 11 de septiembre del 2012 debido a que se les ordenó específicamente que no tomaran acción alguna.

Hicks, quien era el delegado suplente del embajador Christopher Stevens en el consulado de Estados Unidos en Benghazi, dijo durante la entrevista que el cuerpo militar de Libia había autorizado que las Fuerzas Especiales de Estados Unidos en Suráfrica (SOCAFRICA) utilizara uno de sus aviones C-130 para enviar apoyo a Benghazi la noche del martes 11 de septiembre, cuando la embajada estaba siendo atacada por fuerzas de la organización terrorista Al-Qaeda.

“El teniente coronel Gibson, quien es el comandante de SOCAFRICA, junto con su equipo estaban en camino a los vehículos que los llevarían al aeropuerto donde estaba el avión “C-130, cuando recibió una llamada de SOCAFRICA diciendo que no podía ir, que no tenía la autoridad par air, así que perdieron el vuelo…Se les dijo que no abordaran, así que perdieron el vuelo,” dijo Hicks.
La entrevista con Hicks fue publicada el pasado lunes por parte de un comité especial encargado de investigar las acciones de las autoridades involucradas en la protección de la embajada de Bengazi antes y durante el ataque.

Hicks agregó que durante una conversación sostenida con el embajador Stevens durante el ataque, éste último le dijo: “Greg, estamos bajo ataque.”

Stevens, junto con otros tres norteamericanos miembros de la marina, fallecieron durante el ataque a la embajada. Días después, oficiales del gobierno de Estados Unidos, incluyendo Jay Carney, vocero de la Casa Blanca, Susan Rice, embajadora de Estados Unidos para la ONU y la entonces secretaria de estado
Hillary Clinton sostenían que el ataque había sido originado por las protestas en contra de una película anti-Islam, y que no tenía ningún vínculo terrorista.

El ataque en Benghazi comenzó la noche del 11 de septiembre y continuo hacia la mañana del 12 de septiembre, con un ataque en el edificio anexo a la embajada.
Hicks dijo también que el ataque ocurrido en el anexo pudo haber sido evitado si las fuerzas armadas hubieran tenido la autorización de asistir al lugar del hecho.

“Creo que si hubieramos enviado a una aeronave o dos sobre Benghazi lo más rápido posible después de que el ataque comenzara, creo que no habría existido un ataque con explosivos en el anexo,” dijo Hicks durante su testimonio ante el congreso.

Se espera que Hicks sea el primer testigo en hablar públicamente ante el congreso sobre el ataque en Benghazi el próximo miércoles. Otros testigos, incluyendo el ex-miembro de la marina Mark Thompson, también testificarán sobre el ataque en los próximos días.
Fuente: http://espanol.christianpost.com/news/fuerzas-especiales-de-eu-en-surafrica-prohibieron-el-apoyo-militar-a-la-embajada-de-benghazi-dice-oficial-estadounidense-12065/