jueves, 9 de mayo de 2013

Gregory Hicks y otros testigos dan testimonio sobre el ataque en Benghazi que contradice versión del gobierno de EU

Un grupo de oficiales estadounidenses, incluyendo el embajador suplente del consulado de Benghazi en Libia, Gregory Hicks, presentaron su testimonio ante una audiencia del congreso sobre el ataque terrorista en Benghazi perpetrado por miembros de Al-Qaeda el pasado 11 de septiembre.

Los testimonios parecen contradecir la versión oficial proporcionada por la administración del Presidente Barack Obama, que indica que la ayuda militar que pudo ser enviada desde Tripoli u otras bases cercanas en Libia o países vecinos no habría llegado a tiempo debido a la distancia.

Hicks explicó ante un comité especial del congreso, encabezado por el republicano Darrell Issa, los eventos ocurridos durante el ataque, incluyendo las acciones por parte de los trabajadores en la embajada que incluyeron la quema de discos duros de computadoras y la preparación de vehículos para evacuar el consulado y el anexo.

El oficial habló sobre la última conversación que tuvo con el embajador Christopher Stevens, quien falleció durante el ataque junto con los miembros de la marina que se encontraban en el consulado al momento del ataque, Sean Smith, Glen Doherty y Tyrone S. Woods. “Greg, nos están atacando,” le dijo Stevens a Hicks durante la llamada. “Creo que es la llamada telefónica más triste que haya recibido en mi vida,” dijo el oficial durante su testimonio.

Hicks también dijo que ayuda militar vital pudo ser enviada para rescatar a los demás miembros del personal del consulado que se estaba protegiendo en el edificio anexo de la embajada en Benghazi.

Un segundo ataque a ese edificio terminó con la muerte de dos miembros de la marina estadounidense.
El representante del congreso Elijah Cummings cuestionó a Hicks, sobre la aseveración de que refuerzo aéreo no llegó a tiempo a la embajada debido a que eso habría tomado cerca de nueve horas.
Hicks respondió que oficiales del Departamento de Estado le dijeron que “la respuesta aérea tomaría no menos de dos o tres horas, eso fue lo que se me dijo.”

Represente del congreso Trey Gowdy preguntó a Hicks por qué la embajadora de Estados Unidos para la ONU Susan Rice dijo días después del ataque que el hecho no estaba relacionado con terroristas. Hicks respondió que el no sabía como responder a esa pregunta, y que debería ser preguntada a Rice directamente.

Sin embargo Hicks también dijo que la entrevista que Rice dió fue una oportunidad para la embajadora de declarar que el ataque había sido perpretado por terroristas y que el gobierno de Libia facilitara las actividades de investigación en el consulado.

Hicks enfatizó que el personal que pudo haber sido enviado a Benghazi para salvar vidas no fue autorizado para ello, al contrario se le prohibió asistir y se les ordenó permanecer en la base de Tripoli, y que tal orden fue emitada por líderes de las Fuerzas de Operación Estadounidense basadas en Suráfrica (SOCAFRICA).
Otros oficiales que dieron su testimonio sobre lo ocurrido en Benghazi fueron Mark Thompson, asistente suplente del secretariado del Departamento de Estado y Eric Nordstrom, oficial de seguridad diplomático en Libia.

Fuente: http://espanol.christianpost.com/news/gregory-hicks-y-otros-testigos-dan-testimonio-sobre-el-ataque-en-benghazi-que-contradice-version-del-gobierno-de-eu-12080/