lunes, 4 de noviembre de 2013

La versión oficial del tiroteo en el aeropuerto de Los Ángeles se desmorona

A lo largo de los próximos días, veremos gran cantidad de propaganda en los medios sobre la amenaza “terrorista patriota”.

 TSA Shooting Narrative Disintegrates


Kurt Nimmo
PrisiónPlanet.com
03 de noviembre 2013

La historia oficial del tiroteo en el aeropuerto de Los Ángeles el viernes pasado empieza a desmoronarse.  El gobierno y los medios están haciendo todo lo posible para aprovechar el incidente como pretexto para militarizar aún más los procedimientos en los aeropuertos de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) y para demonizar a enemigos del gobierno y el creciente movimiento de resistencia al llamado “New World Order”.



De manera similar a la narrativa generada por el Gobierno y los medios sobre el atentado con bomba en la Maratón de Boston y varios incidentes involucrando a francotiradores en los dos últimos años, los informes sobre lo ocurrido en el aeropuerto de Los Ángeles están plagadas de cada vez más incongruencias.

Se informó inicialmente que el francotirador asesino era un agente de la misma autoridad aérea TSA. “Fuentes policiales dijeron al diario Los Angeles Times que el atacante era un empleado de la TSA que trabajaba en el aeropuerto”, informaron varios medios poco antes del mediodía del viernes.  “El hombre armado fue abatido por las autoridades después de disparar y matar a un compañero suyo de la TSA."

Menos de una hora más tarde, se informó de que un "funcionario federal dijo que el atacante era un pasajero con tarjeta de embarque. Los funcionarios no creen que el pistolero nunca haya trabajado para la TSA. Fuentes policiales habían dicho anteriormente al Los Ángeles Times que el hombre armado era un empleado de la TSA."

El New York Post publicó una fotografía gráfica y extraña del  supuesto sospechoso herido en el aeropuerto. Pero la foto contradijo un informe de prensa que indicaba que “el pistolero llevaba ropa oscura y un chaleco antibalas". El individuo en la foto llevaba una camisa marrón y pantalones de color claro, no ropa oscura. Y, sin duda, no llevaba un chaleco antibalas. Si la foto publicada en el New York Post de hecho fue la del presunto agresor, entonces el informe anterior o es propaganda pura y simple o periodismo erróneo.

Luego vino la anticipada historia clarificadora para pavimentar las incongruencias anteriores. De repente, resulta que el asesino es un tal Paul Ciancia, un enfermo mental con un perfil perfecto para el estereotipo de “terrorista doméstico” antigubernamental solitario, continuamente impulsado por la Administración de Seguridad Nacional (NSA), medios oficialistas y varias organizaciones, entre ellas el Southern Poverty Law Center (SPLC) y la Antidefamation League(ADL). El ya común estereotipo terrorista doméstico ahora ejemplificado por Ciancia está siendo explotado por una serie de bloggers pro-gubernamentales que amplifican un mensaje de propaganda histérica sobre terroristas derechistas entre nosotros que deben ser abordados en última instancia por el gobierno.
El viernes a medio día se informaba que Ciancia llevaba un "manifiesto" que decía que él "quería matar a agentes de la TSA y de la policía." De acuerdo con el Daily Mail y otras fuentes oficialistas la nota estaba “firmada con la abreviatura NWO (New World Order o Nuevo Orden Mundial).”

"Las opiniones de Ciancia parecen estar en consonancia con el movimiento patriota anti-gobierno, cuyos miembros se subscriben a la teoría de que una poderosa alianza secreta de élite internacional está conspirando para formar un gobierno mundial, también conocido como el Nuevo Orden Mundial",  informó el periódico británico el domingo.

"Además del manifiesto encontrado, los investigadores están utilizando algunos otros escritos de Ciancia para construir el motivo que  le llevó a matar a un agente de la TSA el viernes por la mañana", informó el Daily Mail.

Según el SPLC, la nota de Ciancia caracteriza a la anterior jefa de la NSA, Janet Napolitano, como una “lesbiana grotesca” y otras obscenidades dirigidas hacia ella.
Estos supuestos "escritos", sin duda, serán utilizados para ampliar la supuesta necesidad para hacer frente a los radicales antigubernamentales violentos, es decir, cualquier persona que expresa descontento con el gobierno excesivo y el crecimiento de un aparato de Estado policial utilizado contra los enemigos políticos del régimen. El asesinato de un asalariado de la TSA inyectará el grado necesario de urgencia para hacer frente al problema de viajeros cada vez más enojados y agitados por los cacheos abusivos y violaciones de la Cuarta Enmienda cometidas por la TSA en los aeropuertos.



Los cambios incongruentes en la historia oficial ya se están desvaneciendo del mismo modo que lo han hecho en casos anteriores como el atentado con bomba en el Maratón de Boston.  El perfil de terrorista doméstico derechista contra el gobierno ya está dominado el centro de atención.

En los próximos días, una cantidad considerable de propaganda sobre el patriota terrorista se consolidará en los medios de comunicación. Las diferentes facciones dentro del movimiento constitucionalista amplio y creciente serán demonizadas. Se insinuará que permitir que estos individuos y grupos continúen ejerciendo su derecho de libertad de expresión pone en peligro la seguridad del público y la de funcionarios del gobierno.

Los medios y sus aduladores, sin duda renovarán el esfuerzo por socavar los medios de comunicación alternativos y sus figuras claves en los próximos días. Puede ser que eviten mencionar nombres como Alex Jones o Glenn Beck, pero la insinuación será muy clara.

Cualquier persona que critica al gobierno y sus operaciones “Gestapo” tanto en los aeropuertos como en las calles de Estados Unidos será tipificada como un potencial terrorista que va a asesinar a trabajadores del gobierno. Este es el objetivo principal del incidente en el aeropuerto de Los Ángeles. El juego final es retratar a activistas que se oponen a la agenda para el Nuevo Orden Mundial como asesinos de policías mentalmente trastornados.

Traducido  por Greg Grisham Vento

Entradas anteriores relacionadas:

El atentado con bomba en el maratón de Boston

La matanza en la escuela primaria de Sandy Hook

El tiroteo en el astillero de Washington



2 comentarios:

segundo asensio dijo...

todo es falso como bostom alli actores y antiguo soldado sin piernas,aqui ahora maniqui.obra de gobierno verdadero terrorista como en 11S

segundo asensio dijo...

es increible que nadie pare a los verdaderos responsables con obama a la cabeza...que ni siquiera es americano