sábado, 1 de noviembre de 2008

La voladura del Maine: la excusa yanqui para colonizar Cuba

En 1898 el ejército libertador cubano estaba a punto de derrotar a España y conseguir la independencia de su país, pero inesperadamente, el acorazado norteamericano Maine, anclado en la bahía de la Habana explotó por los aires, murieron 268 marinos. Rápidamente y sin pruebas, Estados Unidos acusó a España del sabotaje, con lo que el ejército yanqui intervino en el conflicto y anexionarse la isla, codiciada desde hace mucho tiempo por el gobierno norteamericano.
Hoy día quedan pocas dudas de que se trató de un autoatentado, para tener una excusa para intervenir en la contienda y apoderarse de Cuba.