martes, 24 de septiembre de 2013

FBI califica de “terroristas potenciales” a la mitad de los estadounidenses (Apartheid)


FBI califica de “terroristas potenciales” a la mitad de los estadounidenses



EL FBI ha dado instrucciones a los departamentos locales de policía sobre el caso en una circular, informó un diario digital.
 
“La nota añade asimismo a los escépticos de la versión oficial del 11-S en una lista cada vez mayor de objetivos descritos por la ley federal como "amenazas a la seguridad", entre los que se encuentran quienes expresan 'filosofías libertarias', 'opiniones orientadas en la Segunda Enmienda', interés en la 'autosuficiencia', 'temores al gran hermano o al gobierno grande' y 'Declaraciones de derechos constitucionales y libertades civiles'”, según el informe.

Uno de cada dos estadounidenses tiene dudas sobre la historia del Gobierno estadounidense respecto a los ataques del 11 de septiembre de 2001, según una nueva encuesta realizada por la firma de investigación “YouGov” en el Reino Unido.

Tras ver las imágenes del vídeo del derrumbe del edificio No. 7 del World Trade Center, el 46 por ciento sospecha que se debió a una demolición controlada, según la encuesta que se publicó en el 12 aniversario del evento.

Los estadounidenses todavía cuestionan la versión del Gobierno respecto al trágico incidente, 12 años después de aquellos ataques en que aviones secuestrados se estrellaron contra las Torres Gemelas del World Trade Center y dejaron unos 3000 muertos. 
La Oficina Federal de Investigación de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés) califica de “terroristas potenciales” a los estadounidenses que albergan “teorías de la conspiración” sobre los ataques del 11 de septiembre de 2001, según informes relacionados.
A continuación dicha circular de la FBI (Apartheid):

Traducciones de fuentes de habla inglesa:
“9/11 Conspiracy Theorists” Categorized as Terrorists: F.B.I. Calls Half of US Population with “9/11 Doubts” Potential Terrorists          El FBI está instruyendo a los departamentos de policía locales y estatales "contra el terrorismo" para que tengan en cuenta que cualquier persona que alberga "teorías de conspiración" sobre el 11-S es potencialmente un terrorista, en una circular distribuida a nivel nacional. La circular añade a escépticos de la versión oficial del 11-S a una ya larga lista, cada vez mayor, de los objetivos descritos por la ley federal como "amenazas a la seguridad", ahora incluyendo a ciudadanos que expresan "filosofías libertarias": "adherencias a la Segunda Enmienda de la Constitución", "vistas orientadas a la auto-suficiencia", "temores a un Gran Hermano o un gobierno grande" o "declaraciones sobre los derechos constitucionales y las libertades civiles."


Otra encuesta mundial del brasileño ZOGBY
Esto, a pesar de una encuesta nacional recientemente publicada que muestra que el 48 por ciento de los estadounidenses o bien tienen algunas dudas sobre la versión oficial del 11S, o no la creen en absoluto. La circular del FBI  titulada "Indicadores potenciales de actividades terroristas" dice que las personas que deben ser consideradas sospechosas de su posible participación en actividades terroristas son los que tienen la actitud que se describe como teorías de la conspiración sobre gobiernos occidentales. La circular continúa: "por ejemplo, que la CIA organizó el 11S para legitimar la invasión de países extranjeros". 
Según la última circular del FBI, los que tienen la actitud descrita como teorías de conspiración sobre los poderes occidentales deben ser considerados sospechosos de una posible participación en actividades terroristas. La circular se refiere a aquellos que dicen que la CIA organizó los ataques del 11S para legitimar la invasión de tierras extranjeras. Esto pone más o menos a la mitad de la población de Estados Unidos en la categoría, como muestra una encuesta nacional reciente, en la que el 48 por ciento de los estadounidenses tienen dudas sobre la versión oficial del 11S. Muchos estadounidenses dicen que la organización de un falso ataque terrorista no es un concepto nuevo para el gobierno de EE.UU.. Un documento desclasificado por el Pentágono en 1998 muestra que los Jefes de Estado Mayor habían aprobado un plan en 1962 para atacar y matar a ciudadanos estadounidenses para proporcionar justificaciones para la intervención militar de EE.UU. en Cuba. El plan fue posteriormente rechazada por el presidente John F. Kennedy, poco antes de ser asesinado.



Vídeo de 30 segundos del tercer rascacielos demolido en el 11S que fue ignorado por los medios.



Entradas anteriores relacionadas:
Campaña publicitaria por la verdad del 11-$ explosiona consciencias en EE.UU. y Canadá
ReThink 911 - Campaña mundial para informar al planeta sobre la verdad de los atentados el 11-S

2 comentarios:

agitandomentes dijo...

New studies: ‘Conspiracy theorists’ sane; government dupes crazy, hostile

But now, thanks to the internet, people who doubt official stories are no longer excluded from public conversation; the CIA’s 44-year-old campaign to stifle debate using the “conspiracy theory” smear is nearly worn-out. In academic studies, as in comments on news articles, pro-conspiracy voices are now more numerous - and more rational - than anti-conspiracy ones.

No wonder the anti-conspiracy people are sounding more and more like a bunch of hostile, paranoid cranks.


http://www.presstv.ir/detail/2013/07/12/313399/conspiracy-theorists-vs-govt-dupes/

greg grisham dijo...

Gracias por los "input" agitandomentes. Salu2