martes, 1 de junio de 2010

Los analistas dudan la versión oficial del incidente del buque Surcoreano hundido supuestamente por un torpedo Norcoreano.



Por Jeff Stein
27 de Mayo, 2010

¿Cómo es que un submarino de una potencia de quinta categoría, fue capaz de penetrar, sin ser detectado, en un ejercicio naval de EE.UU. y Corea del Sur y hundir un barco que fue diseñado precisamente para la guerra anti-submarina?

Estas preguntas están impulsadas por sugerencias en los medios de comunicación surcoreanos y japoneses de que la intención del ejercicio naval fue la de provocar un ataque de parte del Norte lo cual incentivaría un clamor público resultante en el Sur de apoyo para el gobierno conservador en Seúl que se opone a los esfuerzos de reconciliación.

Puede que parezca fantasia a los oídos occidentales. El caso de que la Operación Foal Eagle fue diseñada para provocar al Norte se ha visto subrayada por referencias constantes en los medios regionales que muestran con gráficos el lugar donde fue hundido el barco - en aguas reclamadas por Corea del Norte.

La isla de Baengnyeong está a sólo 20 kilómetros de Corea del Norte en una zona revindicada por Corea del Norte como su territorio marítimo, escribe el periodista japonés Tanaka Sakai en el diario izquierdista Asia-Pacific Journal: Japan Focus, “El hundimiento del buque es un enigma”.

“El buque Cheonan se trata de un barco de patrulla que detecta con radar y sonar los submarinos, torpedos y aviones del enemigo”, escribe Sakai. "Si un submarino o torpedo de Corea del Norte se acercaba, el Cheonan lo hubiera detectado rápidamente y hubiera tomado medidas para contraatacar o evadirlo. Por otra parte, el día en que se hundió Cheonan, hubo ejercicios militares de EE.UU. y Corea del Sur en curso. Se prevería que los submarinos de Corea del Norte lógicamente estarían patrullando y vigilando desde cerca los ejercicios en curso. Es difícil imaginar que el buque Cheonan navegaba con sus más avanzados equipos de sonar apagados.”


En el periódico rival, de derechas, Hankyoreh de Seúl, hicieron declaraciones similares.

“Un ejercicio naval conjunto de Corea del Sur-Estados Unidos con participación de varios buques de guerra tipo Aegis estaba en marcha en el momento del incidente del Cheonan. Se trata de un buque de patrulla tipo PCC especializada en la guerra anti-submarina. La pregunta sigue siendo si sería posible que un submarino norcoreano fuese capaz de infiltrarse en el cordón de seguridad marítima, en un momento de vigilancia máxima, sin haber sido detectado por el Cheonan”, informó.


“Satélites espías estadounidenses supervisaron todo el ejercicio, así que los EE.UU. hubiera sabido que los submarinos de Corea del Norte habían salido de sus puertos,” añade Scott Snyder, director del Center for U.S.-Korea Policy.

Versión Original

Traducido por Greg Grisham
investigar11s.org
Haciendo lo que los periodi$tas y ON€ españoles cobran por no hacer.