sábado, 29 de agosto de 2009

Toxinas de la Guerra del Golfo en la vacuna contra la gripe A

La nueva vacuna contra la gripe porcina contiene una toxina mortífera para el cerebro relacionada con el autismo, el Alzheimer y la esclerósis múltiple.
El mercurio, un conservante de la vacuna, fue retirado de las vacunas para la infancia hace cinco años después de que se después de que las evidencias lo relacionaran con daños cerebrales. Sin embargo, el Sunday Express ha descubierto que la vacuna contra la pandemia, que se suministrará por todo el país en cuestión de semanas, contiene dicho metal pesado.
También contiene una sustancia química denominada escualeno, que sirve para estimular al sistema inmunitario para que responda a la vacuna. Algunos científicos creen que el escualeno está relacionado con enfermedades del sistema inmunitario como la esclerosis múltiple, artritis reumatoide y lupus. El escualeno fue incluído en la inyección de ántrax dada a los soldados británicos y de EE.UU. durante la Guerra del Golfo de 1991. Muchos sostienen que les causó daño neurológico permanente, conocido como "síndrome del Golfo". A las mujeres del ejército que recibieron la vacuna se les aconsejó que no se quedaran embarazadas durante al menos 18 meses después debido al riesgo de defectos de nacimiento.

La vacuna contra la gripe porcina podría darse a más de 11 millones de británicos "en situación de riesgo». Estos incluyen a los asmáticos, los pacientes con enfermedades de corazón y a aquellos con sistemas inmunológicos débiles. Sin embargo, los profesionales médicos y activistas de la salud están preocupados por los riesgos del cóctel de productos químicos que contiene. El Dr. Richard Halvorsen, autor de La verdad sobre las vacunas, dijo: "El mercurio es una de las sustancias más tóxicas conocidas por el hombre. No debería tener lugar en cualquier vacuna para cualquier persona de cualquier edad. "

Jackie Fletcher, fundador de Jabs (Inyecciones), grupo que lleva a cado una campaña para poner de relieve los peligros de las vacunas, dijo: "El mercurio es una neurotoxina conocida. Nadie sabe qué cantidad de personas le puede hacer frente - por pequeña que sea la dosis". El mes pasado, el Sunday Express informó de la conexión de una vacuna anterior de la gripe porcina y una parálisis conocida como síndrome de Guillain-Barré. Un portavoz de Baxter, uno de los fabricantes de la vacuna contra la gripe porcina, se negó a comentar sobre los ingredientes de la inyección. GlaxoSmithKline, otro fabricante, dijo que el conservante de mercurio era esencial para prevenir la contaminación. Una portavoz dijo también que el escualeno era seguro. "No se le han asociado casos adversos graves", afirmó. Un portavoz del Departamento de Salud dijo: "Es sumamente irresponsable sugerir que el Reino Unido usaría una vacuna sin un examen cuidadoso de las cuestiones de seguridad. El Reino Unido tiene uno de los programas de vacunación más exitosos del mundo”.
“Escualeno”: El pequeño y sucio secreto de la vacuna de la gripe porcina
Gulf War Toxins in Swine Flu Vaccine