sábado, 9 de enero de 2010

9/11 COMO NOS VENDIERON LA MOTO


4 comentarios:

MARTIN dijo...

La opinión del segundo tipo (Jerome Hauer?) no parece tan descabellada. Si me hubieran preguntado a mí perfectamente podría haber creado una historia de palestinos suicidas que tenían ganas de hacer pagar a EE.UU. su colaboracionismo con Israel.

Tenemos que entender que la historia fue muy bien vendida, de hecho, entre la desinformación, lo que se omitió y lo que el público (entre ellos yo mismo) no sabía de todos los planes de los neocons estaba claro que nos iba a costar despertar. Cada día a mi entender resulta más fácil demostrar que el 11S fue un "inside job" porque 3 de sus consecuencias han demostrado ser un fraude, Invasión y guerra de Afganistán, Invasión y guerra de Irak y restricción de los derechos civiles e introducción de la guerra contra el terror. Me habría gustado tener la visión de Webster Tarpley, que es un experto en historia y política.

Creo que hicieron un buen trabajo de propaganda, un trabajo que en mi opinión les llevó tiempo porque tenían que atar muchos cabos. Es importante - y es algo que hacen en este vídeo - el señalar los métodos de manipulación utilizados, ésta es una gran herramienta para nuestra lucha contra el fraude, la mentira y las banderas falsas. Algo que conocéis bien los asiduos de Investigar11S.

Anónimo dijo...

Ademas, se hicieron todos los esfuerzos posibles para que el numero de victimas fuese lo mas bajo posible y que fueran la mayoria trabajadores no norteamericanos. Algo que desde luego seria lo último que haria Bin Laden.

Bruce Rodríguez dijo...

Me "llevo" el vídeo a mi blog. Que menudo pastiche que tengo montado, pero la verdad es que aunque ya sois muchos los que os dedicáis en exclusiva a la colosal labor de dar a conocer la verdad (valga la redundancia), también por mi parte siento la necesidad de al menos de vez en cuando aportar mi granito de arena con los medios a mi alcance. De paso, gracias Greg, Diana y compañía.

Joseba01 dijo...

Recuerdo esas imágenes de niños y niñas, con banderas palestinas celebrando supuestamente los atentados, el mismo 11 de septiembre, a las cuatro de la tarde. Niños y niñas que si no me equivoco, después se supó, que ni siquiera eran palestinas. Todo un montaje, que sirvio para enfocar desde un inicio la atención de los telespectadores en oriente medio.